DRAKMAGOR 2.png

Nativos del devastado planeta Basvatharg, los Vatharg son una raza demoníaca parasitaria, creados tras someter a otras razas a una incubación de 20 días tras la aplicación del parásito tharg. La Madre de todos ellos conocida como Mulberka, es un ser enorme y deforme con múltiples partes y órganos que se alimenta de Gruka, un cristal morado con propiedades energéticas y mágicas. Su función es criar cientos de thargs al día para enviarlos junto a sus demonios a conseguir más Gruka, a través de la Red Etérea, devastando y sometiendo mundo a su antojo. Ella es capaz de abrir portales con su mente y mantener el contacto con todos sus hijos, estén donde estén, a través de sus ojos, boca y oídos, e incluso algunas veces llegando a poseerlos. 

Los thargs son criaturas similares a escorpiones de unos 20 cm que buscan poseer a cualquier ser a su alcance, pues su vida depende de ellos, si no lo hacen, mueren en unos días. Tras alcanzar su objetivo, se adhieren a su nuca y alimentan de la vida de su anfitrión, a cambio le proporcionan una serie de fluidos amarillentos que cambian completamente el cuerpo y la mente de su víctima, transformándolo en un poderoso demonio, tras 20 días de incubación en la que la transformación se va realizando de forma parcial. Aunque se han dado casos éxito tratando de separar el tharg de su víctima, la probabilidad ronda el 10% y el proceso puede suponer la muerte del anfitrión o que su transformación parcial sea irreversible.

 

Cuando todo va bien y la transformación termina, el tharg muere y el anfitrión es un vatharg o demonio. Estos seres son la voluntad de Mulberka sobre el terreno, sus fantasías de dominación hechas carne, pues son controlados a voluntad como peones por ella, sin importar donde se encuentren. Su única misión es conseguir Gruka, que actúa como una droga para Mulberka y para ello no hay limitación en la forma de hacerlo. Su fuerza es superior a la de los humanoides y los más poderosos pueden dominar el fuego que corre por sus venas y expulsarlo por sus manos en forma de bolas de fuego. Su vida natural triplica la de los humanos, pero puede alargarse o acortarse en función del servicio que presten a Mulberka.

OBJETIVO EN EL PODER: Corromper y esclavizar a la población para utilizarla como mano de obra en la extracción de Gruka.

OBJETIVO SIN EL PODER: Cada año Mulberka forzará el Gran Portal para enviar a través de él a su ejército demoníaco y tratar de hacerse con el control de Thalesia.

CAOS

ESCLAVITUD

6aaa2c609c30405193e7bd68519194eb_edited.